El Alquimista PDF

alquimista descargaEl Alquimista, de Paulo Coelho, es una historia que representa la búsqueda de la felicidad y los sueños, utilizando metáforas sobre lo que hacemos para tratar de conseguirlos en nuestra vida.

Un joven pastor pasea por las llanuras contemplando la naturaleza. El joven S. tiene un sueño repetido mientras que descansa con sus ovejas en un pasto andaluz, con lo que decide asistir a una gitana a fin de que le interprete el sueño. Tras quedar descontento con la respuesta que recibe, se sienta en un banco de la plaza a leer un libro y conoce a un anciano que afirma ser el rey de Salem. Tras tener una charla con él, en la que le deja claro que es alguien muy singular, S. decide emprender un viaje por el norte de África en pos de un tesoro. En su paseo va a conocer a un sinfín de personas que, de qué manera , procuran su Historia de leyenda Personal.

Cuando llega a una urbe del norte de África, decide buscar a alguien que lo llevara a las pirámides. En un bar conoce a un hombre al que confía su dinero y lo pierde todo, pues resulta ser un ladrón. El chaval, desolado y totalmente indignado, decide buscar dinero para volver a España con sus ovejas. De esta manera es que se halla un vendedor de vidrios para el que trabaja, hace que mejore su negocio y logra el dinero para retornar a España y adquirir ovejas, mas lo que desea es ver efectuada su Historia legendaria Personal, razón por la que se embarca en una caravana que lo llevaría hasta Egipto, precisamente a un oasis. A lo largo de su viaje conoce a un estudiante de alquimia inglés cuyo sueño es el de convertir metal en oro; con él, aprende el lenguaje del desierto, o sea el lenguaje del planeta, el que se compone de señales.

En el recorrido a Egipto se desata una guerra de clanes en el desierto, con lo que la caravana viaja con temor. Cuando llega al oasis ve que es un lugar fantástico, y allá conoce a una chavala llamada F., de quien se enamora absolutamente. Un día decide entregar una vuelta por el desierto y caminar por los aledaños del oasis. De súbito, cuando decide reposar, recibe una señal en la manera del lenguaje del mundo: ve 2 gavilanes enfrentándose y ve, como un espejismo, un ejército. Esto se lo comunica al jefe del oasis. Seguidamente el jefe del oasis se prepara y el ejército ciertamente ataca el oasis, para victoria de los locales, que ya estaban advertidos. El jefe del oasis premia al chico por su proeza y le da cincuenta monedas.